martes, 13 de diciembre de 2011


Historia de la tabla periódica

Los seres humanos siempre hemos estado tentados a encontrar una explicación a la complejidad de la materia que nos rodea. Al principio se pensaba que los elementos de toda materia se resumían al agua, tierra, fuego y aire. Sin embargo al cabo del tiempo y gracias a la mejora de las técnicas de experimentación física y química, nos dimos cuenta de que la materia es en realidad más compleja de lo que parece. Los químicos del siglo XIX encontraron entonces la necesidad de ordenar los nuevos elementos descubiertos. La primera manera, la más natural, fue la de clasificarlos por masas atómicas, pero esta clasificación no reflejaba las diferencias y similitudes entre los elementos. Muchas más clasificaciones fueron adoptadas antes de llegar a la Tabla Peródica que es utilizada en nuestros días.

 A continuación se presenta una breve cronología sobre la historia de la tabla periódica

Döbereiner

Este químico alcanzó a elaborar un informe que mostraba una relación entre la masa atómica de ciertos elementos y sus propiedades en 1817. Él destaca la existencia de similitudes entre elementos agrupados en tríos que él denomina “tríadas”. La tríada del cloro, del bromo y del yodo es un ejemplo. Pone en evidencia que la masa de uno de los tres elementos de la triada es intermedia entre la de los otros dos. En 1850 pudimos contar con unas 20 tríadas para llegar a una primera clasificación coherente.

Chancourtois y Newlands

En 1862 Chancourtois, geólogo francés, pone en evidencia una cierta periodicidad entre los elementos de la tabla. En 1864 Chancourtois y Newlands, químico inglés, anuncian la Ley de las octavas: las propiedades se repiten cada ocho elementos. Pero esta ley no puede aplicarse a los elementos más allá del Calcio. Esta clasificación es por lo tanto insuficiente, pero la tabla periódica comienza a ser diseñada.

Meyer

En 1869, Meyer, químico alemán, pone en evidencia una cierta periodicidad en el volumen atómico. Los elementos similares tienen un volumen atómico similar en relación con los otros elementos. Los metales alcalinos tienen por ejemplo un volumen atómico importante.

 Mendeleïev

En 1869, Mendeleïev, químico ruso, presenta una primera versión de su tabla periódica en 1869. Esta tabla fue la primera presentación coherente de las semejanzas de los elementos. El se dio cuenta de que clasificando los elementos según sus masas atómicas se veía aparecer una periodicidad en lo que concierne a ciertas propiedades de los elementos. La primera tabla contenía 63 elementos.


Esta tabla fue diseñada de manera que hiciera aparecer la periodicidad de los elementos. De esta manera los elementos son clasificados verticalmente. Las agrupaciones horizontales se suceden representando los elementos de la misma “familia”.
Para poder aplicar la ley que él creía cierta, tuvo que dejar ciertos huecos vacíos. Él estaba convencido de que un día esos lugares vacíos que correspondían a las masas atómicas 45, 68, 70 y 180, no lo estarían más, y los descubrimientos futuros confirmaron esta convinción. El consiguió además prever las propiedades químicas de tres de los elementos que faltaban a partir de las propiedades de los cuatro elementos vecinos. Entre 1875 y 1886, estos tres elementos: galio, escandio y germanio, fueron descubiertos y ellos poseían las propiedades predecidas.
Sin embargo aunque la la clasificación de Mendeleïev marca un claro progreso, contiene ciertas anomalías debidas a errores de determinación de masa atómica de la época.

 Los primeros ordenamientos de los elementos
Muchos científicos intentaron un sistema de ordenamiento de los 114 elementos; en 1787 el químico francés Antoine Lavoisier elaboró una lista de 33 elementos conocidos hasta ese momento. Estos eran representaciones en una sóla dimensión mientras que los actuales se presentan en dos o tres dimensiones con filas y columnas ordenadas que permiten ubicar a todos los elementos conocidos y los que aún se descubrirán. A medida que se fueron descubriendo los diferentes elementos, se observaron similitudes y diferencias entre sus propiedades. Por ejemplo, el sodio y el potasio son elementos metálicos que pueden cortarse con un cuchillo, tienen bajos puntos de fusión y densidades pequeñas. Además, reaccionan rápidamente con los halógenos para formar sales. Por otra parte, el bromo y el cloro también se parecen; este último es un gas amarillo, y el bromo un líquido marrón que se evapora rápidamente a temperatura ambiente para formar un gas del mismo color. Los dos existentes como moléculas diatómicas y reaccionan rápidamente con muchos metales produciendo la oxidación de los mismos. Durante la segunda mitad del siglo XIX, muchos químicos intentaron ordenar todos los elementos conocidos teniendo en cuenta estos datos.

Las propiedades cualitativas de los elementos de la tabla periódica no dependen del medio, es decir, son iguales tanto en nuestro planeta como en cualquier otro. Sin embargo, vale destacar que en otro planeta es posible encontrar nuevos elementos.


<><><>Historia de la tabla  periódica
<><><>  <><><> <> <><><>  <><><>  <><><>  <><><>  <><><>  <><><>  <><><>  <><><> <>
1787
El químico francés Antoine Lavoisier elaboró una lista de 33 elementos conocidos hasta ese momento. Estos eran representaciones en una sóla dimensión mientras que los actuales se presentan en dos o tres dimensiones con filas y columnas ordenadas que permiten ubicar a todos los elementos conocidos y los que aún se descubrirán.
1829
Johann Wolfgang Dobereiner descubrió que los elementos con propiedades semejantes pueden estudiarse agrupándolos en ternas o triadas, en las que el elemento central tiene una masa atómica aproximadamente igual a la media arimética de las masas atómicas de los otros dos.
1862-1864
Alexandre-Émile Beguyer de Chancourtois y John Alexandre Reian Newlands. Publicaron que si se clasificaran los elementos según el orden creciente de sus masas atómicas (dejando el hidrógeno), después de colocar 7 elementos, en el octavo, se repetían las propiedades del primero. Debido a las semejanzas de la distribución con la escala musical, se la llamó Ley de las octavas de Newlands.
1869
El químico ruso Dimitri Ivanovich Mendeleiev y Julius Lothar Meyer dispusieron los elementos conocidos (53) en líneas, una debajo de la otra, de manera que los que tenían igual valencia se hallaban ubicados en una misma hilera horizontal. Estos elementos mostraban un gran parecido en sus propiedades. Debido al aumento y disminución periódica de valencias y propiedades, igualmente repetidas en las diversas filas, a esta ordenación se la llamó Tabla Periódica de los Elementos. Consideraron la posibilidad de nuevos elementos para los que dejaron espacios.
1871
Dimitri Ivanovich Mendeleiev y Julius Lothar Meyer propusieron una nueva tabla compuesta por 7 filas (períodos) y ocho columnas. Al conjunto de elementos lo llamó familia a grupo por tener propiedades semejantes. A diferencia de la tabla de Newlands esta no consta de períodos con un número fijo de elementos. Mendeleiev preve las propiedades químicas y físicas de tres elementos que años después serían descubiertos como Escandio, Galio y Germanio.
Los trabajos de Moseley relativos al estudio de los espectros de rayos X de los elementos permitieron conocer el respectivo número atómico. Se comprobó que al ordenar los elementos según el orden creciente del número atómico las parejas que resultaban alteradas en la ordenación de Mendeleiev se hallaban correctamente dispuestas.
De este modo se establece el sistema periódico actual.
1936
Se descubre el primer elemento artificial, de número atómico 43, el tecnecio, mediante el método de Fermi (bombardear un átomo con neutrones acelerados con un ciclotrón)
1940-1950
El grupo dirigido por Glenn T Seaborg en EE.UU. descubre los elementos del 94 al 100.
155-1974
Durante la Guerra Fría, rusos y norteamericanos compiten para sintetizar los elementos hasta el 106, se descubren nuevos elementos, mediante la técnica de fusión en frío.
1996
Se obtiene el elemento 112 al hacer chocar un átomo de cinc con uno de plomo a altas velocidades. Su vida media es de 240 microsegundos y se consiguieron sólo 2 átomos.
1997Se nombran los siguientes elementos: 104- Rutherfordium (Rf)
105- Dubnium (Db)
106- Seaborgium (Sg)
107- Bohrium (Bh)
108- Hassium (Hs)
109- Meitnerium (Mt)
1999Se obtiene el elemento 114, su vida media es de treinta segundos.



Tabla periódica moderna

La tabla de Mendeleïev condujo a la tabla periódica actualmente utilizada.
Un grupo de la tabla periódica es una columna vertical de la tabla. Hay 18 grupos en la tabla estándar. El hecho de que la mayoría de estos grupops correspondan directamente a una serie químmica no es fruto del azar. La tabla ha sido inventada para organizar las series químicas conocidas dentro de un esquema coherente. La distribución de los elementos en la tabla periódica proviene del hecho de que los elementos de un mismo grupo poseen la misma configuración electrónica en su capa más externa. Como el comportamiento químico está principalmente dictado por las interacciones de estos electrones de la última capa, de aquí el hecho de que los elementos de un mismo grupo tengan similares propiedades físicas y químicas.

En los siguientes enlaces se muestra la Tabla Periódica Moderna, en la cual podras encontar información sobre las propiedades  de cada uno de los elementos químicos, su clasificaión en periódos, grupos, familias, clase, etc.

http://www.ptable.com/?lang=es
http://tablaperiodica.educaplus.org/


Autor: Rosa Elena Osorio Torres
           re_osorio_05@hotmail.com